Capital Michoacán
PUBLICIDAD
Domingo 17 de Febrero 2019

Domingo 17 de Febrero 2019

UnidadInvestigación
| | |

Así es como los morelianos encaran la cuesta de enero

Efectivo. Foto: Especial Foto Capital Media
|
11 de Enero 2018
|
Enfrentan familias aumentos de precios; Morelia, la cuarta ciudad más cara del país; los salarios en la entidad por debajo de la media nacional

En las últimas semanas del año las familias morelianas acostumbran incrementar los recursos destinados a la adquisición de satisfactores considerados no prioritarios: festejos familiares y laborales, obsequios, los alimentos de las reuniones conmemorativas de la Navidad y el Año Nuevo, entre otros, práctica que por lo regular se encuentra apuntalada por la recepción de ingresos adicionales, como son los casos del aguinaldo y prestaciones como el fondo de ahorro y la prima vacacional.

Sin embargo, estas costumbres implican arribar a enero, en el que tradicionalmente se concretan aumentos de precios a los productos y servicios básicos, además de ser el periodo de pago de impuestos y derechos, con menguadas opciones de retomar la dinámica ordinaria de la economía doméstica, situación que en el imaginario colectivo se identifica como la cuesta de enero.

Así, cada año los hogares en la capital del estado, como en otros puntos del país, se enfrentan a la necesidad de realizar ajustes extraordinarios a sus hábitos y percepciones para evitar, en lo posible, los efectos adversos de este repunte en costes y egresos que, a diferencia de lo observado en diciembre, no se hace acompañar de recursos adicionales para las familias.

Replanteando el consumo

“Es un milagro, la verdad no sé cómo hacemos en mi familia para superar estas primeras semanas”, reconoció María Rincón, dedicada al comercio, respecto de los mecanismos a implementar en su hogar para mitigar el impacto de la cuesta de enero.

María Rincón nos explicó que la principal estrategia que aplica para evitar el colapso de sus finanzas personales al inicio del año es la reducción de sus egresos, una medida que requiere de la disminución del gasto, inclusive en rubros indispensables para la manutención de sus seres queridos, como es el caso de la alimentación.

“Si compraba un kilogramo de tortilla, ahora compro 500 gramos; si mis hijos comían huevo tres o cuatro veces a la semana, ahora comen dos veces; así, el dinero que me queda de un día, está disponible para los siguientes y eso me permite ahorrar para sobrellevar estos primeros momentos”, expresó María Rincón.

Aseveró que la práctica de austeridad no se debe limitar a enero, sino que es menester que dé inicio inclusive durante las celebraciones navideñas, con lo que las familias obtienen un pequeño margen para afrontar el encarecimiento de bienes y servicios esenciales, como es el caso de los combustibles.

Pagos anticipados

De acuerdo con Irene González, empleada de una cadena comercial nacional, una de las formas de prevenir el desgaste por la cuesta de enero es la previsión, en la medida de las posibilidades de cada familia.

Irene González precisó que ello implica, en su familia, asignar el aguinaldo que percibe a solventar gastos fijos, como el servicio del agua potable, en los que aprovecha los programas de beneficios por pago anticipado; liquidar algunas deudas, en especial aquéllas que le reportan un mayor gasto por intereses, como las tarjetas de crédito, y minimizar los recursos económicos que se invertirán en las celebraciones decembrinas.

“De mi aguinaldo pago el agua y el impuesto predial por adelantado, la colegiatura de mi hijo, la cena de Navidad y una parte de sus obsequios de Reyes Magos, pero también limito mis gastos de temporada, no compramos obsequios excesivos y mi hijo recibe algunos regalos, porque en estos momentos no hay trabajo que soporte que una persona despilfarre”, afirmó Irene González.

Asimismo, mencionó que parte fundamental de los hábitos que le permiten paliar los efectos perniciosos de la cuesta de enero es priorizar los rubros que absorberán sus ingresos, para así garantizar que podrá disfrutar de las celebraciones navideñas sin comprometer la viabilidad de sus finanzas: “dicen que es mejor regalar afectos, que obsequios”, indicó.

Navidad a lo largo del año

Para un sector de trabajadores en el estado la llegada de la Navidad conlleva la recepción de ingresos adicionales, como el aguinaldo; no obstante, otros no cuentan con estas prestaciones, por lo que planean estrategias para recibir el Año Nuevo.

Carlos Guzmán, trabajador independiente, declaró que a lo largo de los meses adquiere los insumos que ocupará en las celebraciones decembrinas, lo que le permite una mejor distribución de su ingreso, la obtención de precios asequibles, acceso a una mayor diversidad de productos y el no endeudamiento.

“Se trata de comprar lo que puedas ocupar fuera de temporada, cuando están las cosas menos caras, para cuando llega diciembre sólo hacer los gastos de los bienes perecederos o sólo disponibles en esas fechas, mencionó Carlos Guzmán.

Encuentra más notas sobre

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Notas relacionadas

Por qué hay gente a la que no le gusta Navidad [Leer más]

Avanza Programa de Regeneración Vial en Morelia [Leer más]

Cómo sobrellevar una ruptura de pareja en Navidad [Leer más]

Lista la oferta turística de Fin de Año en Michoacán [Leer más]

Recomendados