Capital Michoacán
PUBLICIDAD
Lunes 25 de Marzo 2019

Lunes 25 de Marzo 2019

UnidadInvestigación
| | |

Crece desorden por inmobiliarias

Viviendas. Foto: Archivo Foto Capital Media
|
24 de Agosto 2017
|
Hasta 4 mil casas abandonadas reporta Infonavit por la lejanía de centros de trabajo; vecinos de complejos denuncian falta de servicios

Villas del Pedregal, Lomas de la Maestranza, La Hacienda, Villas de Oriente, Los Laureles, Las Espigas y Villas de la Loma son algunos fraccionamientos de Morelia que ejemplifican el crecimiento de una problemática que en los últimos años ha afectado rubros económicos, sociales, ambientales, de prestación de servicios y de creación de infraestructura básica urbana: la instalación de desarrollos habitacionales en las lejanías de los núcleos de población.

Una problemática que atañe a autoridades de los tres niveles de gobierno, empresas desarrolladoras de vivienda y potenciales adquirentes de vivienda, pero que no en todos los casos ha tenido la atención que amerita, con resultados lamentables, sobre todo para quienes habitan en estos fraccionamientos.

Antonia A, vecina de Villas del Pedregal, conoce esta situación. Relata que su hijo, un empleado en una tienda de conveniencia, adquirió un departamento en el fraccionamiento Villas del Pedregal que contaba con lo necesario para ser habitado; aunque llegar al lugar exige una travesía de entre 40 y 60 minutos en transporte público y sólo se dispone de tres rutas al momento.

Sin embargo, los verdaderos problemas se hicieron patentes a pocas semanas de residir en el sitio: carencia constante de agua potable, mal funcionamiento de luminarias públicas, drenajes rotos y fugas de agua que no eran atendidas con prontitud, mismas que constituían un foco de infección y una pérdida El legislador pidió que se revisen los permisos de los llamados giros negros Ven opacidad en permisos que otorga el ayuntamiento del vital líquido que hacía falta en los hogares.

Antonia cuenta que recurrir a la constructora, al municipio de Morelia y al Instituto del Fondo Nacional para la Vivienda de los Trabajadores (Infonavit) no resolvió los problemas evidenciados en el departamento, lo que la llevó a abandonar su hogar, en busca de una casa o departamento que tuviese las condiciones mínimas de habitabilidad.

Mala planeación

De acuerdo con la delegación del Infonavit en Michoacán, sólo en Morelia hay alrededor de cuatro mil viviendas adquiridas a través de la instancia que han sido abandonadas; la distancia, el tiempo y gasto exigidos para el traslado a los centros laborales y escolares, así como la insuficiente prestación de servicios e infraestructura urbana, incluyendo hospitales, centros de abasto y escuelas son algunas de las causas de abandono de las viviendas.

El Infonavit agregó que aunque se ha priorizado instalar desarrollos habitacionales en el interior de la mancha urbana de Morelia, se experimentan los efectos adversos de pasadas gestiones que permitieron la construcción y municipalización de asentamientos irregulares.

La dependencia detalló que tras años de existencia, la reubicación de estas familias es compleja y lleva a que se privilegie la remediación de los problemas dentro de lo que es posible, ya que algunos factores, como la disponibilidad de infraestructura médica y escolar, el transporte público o la seguridad pública, son competencia de más de un actor.

Empresas, en múltiples frentes

Según la constructora Grupo Herso, la selección de un predio para fraccionar, su habilitación mediante la construcción de accesos, vialidades y disposición de servicios, la gestión de los permisos ante las diferentes instancias de gobierno, la municipalización de los asentamientos una vez concluida su edificación, y las problemáticas generadas por los residentes de los fraccionamientos construidos, son sólo algunas de las circunstancias que deben enfrentarlas empresas desarrolladoras de vivienda, en quienes suele recaer, según la percepción popular, parte de la responsabilidad por las carencias en los desarrollos habitacionales.

Abundó que, si bien se cuenta con protocolos de actuación que facilitan el proceso de instalación de un fraccionamiento, resulta complejo enfrentar el proceso posventa, ya que una parte de las carencias de los asentamientos son generadas por ellos.

Asimismo, entre las disyuntivas que registran las inmobiliarias está el bajo techo crediticio de la población de Morelia, de 200 mil a 300 mil pesos, correspondiente a una vivienda de interés social. Este monto, agregó, debe solventar el costo de la tierra, la instalación de los servicios, la edificación, los salarios de los trabajadores de la empresa y su utilidad, lo que deja poco margen de maniobra, al no aceptar el Infonavit o Fovissste la posibilidad de incrementar la capacidad crediticia de los derechohabientes.

Encuentra más notas sobre

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Notas relacionadas

Mueren tres federales durante enfrentamiento en Morelia [Leer más]

Cuánto adeudan los contribuyentes de Morelia [Leer más]

Festejos guadalupanos dejan mil 300 toneladas de basura en M [Leer más]

Qué se dijeron Sergio Mayer y Guillermo del Toro [Leer más]

Recomendados