Capital Michoacán
PUBLICIDAD
Sábado 16 de Febrero 2019

Sábado 16 de Febrero 2019

UnidadInvestigación
| | |

En el olvido quedaron regalos tradicionales

Juguetes artesanales. Foto:Víctor Ruiz Foto Capital Media
|
05 de Enero 2018
|
Sus productos van de los 15 hasta los 50 pesos

Victor Ruiz

Hasta hace algunos años Miguel Ramírez no tenía que preocuparse por hacer productos que entraran al mundo de la moda, es más, cuenta que ni siquiera sabía con precisión qué quería decir esa palabra. Vestido con su camisa azul cielo y su tejana bien cuidada, ofrece sus juguetes artesanales a todo transeúnte que pasa por su local improvisado.

ººEs originario de Cherán y se encuentra en la capital michoacana previo al Día de Reyes. Miguel comenzó a crear juguetes a los 15 años, en ese momento no imaginaba  que se podría dedicar por el resto de su vida a eso, y mucho menos que su familia también lo haría.

“Ahora siempre hay que estar innovando para estar a la moda y que la gente no se aburra” afirma don Miguel mientras pone a bailar una de sus pirinolas, el producto que más éxito ha tenido en estos años. Pero también tiene baleros, máscaras, matracas, camiones de madera, pequeñas guitarras, trompos, y hasta una culebra que se mueve como si fuera de verdad.

Don Miguel cree que en 1985 dejó ir una de sus mejores oportunidades en la vida: “Me fui para Estados Unidos, en ese tiempo todo lo que era artesanía se vendía muy bien; pero cometí el error de pensar que en México podía ser igual. Me regresé y fue cuando me di cuenta de la verdad, mientras del otro lado muchos amigos sí aprovecharon. Ya luego regresé en 1990 y pues ni regaladas querían las cosas”.

-¿Y ya no quiere regresar a Estados Unidos? -lo interrumpo. -Sí quiero, pero ahora tengo que sacar mi visa de turista, -bromea mientras pone a bailar de nuevo a la pirinola. La práctica, dice, es lo que le ha permitido poder vender tres veces a la semana en los tianguis. Sus productos van de los 15 hasta los 50 pesos.

Pese a que la tarde va cayendo Don Miguel no pierde el ánimo. Si los niños se acercan, les enseña cómo funcionan los juguetes. Cuando las cosas se calman, sale unos minutos de su local y se dedica a jugar con el balero. Lo hace girar una y otra vez para terminar enganchándolo al  agujero. Casi nunca falla.

Encuentra más notas sobre

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Notas relacionadas

Trabajadores de salud inician paro en Michoacán [Leer más]

Gigi Hadid enamora con sus pantalones de “brincacharcos” [Leer más]

Seguirán pasos de Cherán 10 pueblos [Leer más]

Conoce los outfits de oficina para librar el calor [Leer más]

Recomendados