Capital Michoacán
PUBLICIDAD
Jueves 21 de Marzo 2019

Jueves 21 de Marzo 2019

UnidadInvestigación
| | |

Persiste maltrato en los reclusorios

Reclusorio. Foto: Especial Foto Capital Media
|
21 de Agosto 2017
|
Michoacán ocupa el lugar 10 a nivel nacional en cobro de cuotas a reclusos, según el Inegi; denuncia exinterno corrupción y torturas

El cobro de cuotas y servicio médico ineficiente lideran las quejas ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) por parte de las personas privadas de su libertad, informó Víctor Villanueva Hernández, visitador Regional de Zamora y coordinador del Programa de Supervisión Penitenciaria de la CEDH.

El funcionario corroboró que existen quejas por casos de tortura, uso excesivo de la fuerza y por tratos crueles y degradantes. Sin embrago, detalló que ya se está realizando el Diagnóstico Estatal Penitenciario 2017 que este año incluirá la situación de los niños que viven con sus madres.

“Nosotros encontramos un Michoacán con sus Centros de Rehabilitación Social (Cereso) medianamente en paz. Con problemas, pero aún administrables, aún gobernables”, declaró, por su parte, el presidente de la CEDH, Víctor Manuel Serrato Lozano.

De acuerdo con Villanueva Hernández, siete elementos se toman en cuenta por las comisiones de derechos humanos al emitir estos diagnósticos, que se basan en criterios internacionales: situación jurídica, estancia digna y segura, integridad física y moral, desarrollo de actividades productivas y educativas, vinculación con su familia y el exterior, mantenimiento del orden y aplicación de medidas, así como atención a grupos especiales.

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) abundó en estos parámetros al desarrollar la Encuesta Nacional de Población Privada de su Libertad (Enpol) e incorporó algunos más, indagando si existió corrupción o alguna situación irregular al momento de la detención, de la presentación ante el Ministerio Público y en la vida carcelaria, revelando que 46.6 por ciento de los encuestados sufrió presiones por parte de policías o autoridades para dar otra versión de los hechos y en Michoacán 27.5 por ciento aseguró haber sido víctima de presiones y amenazas. Asimismo, 75 por ciento de los encuestados en el país denunció haber sido víctima de violencia psicológica durante el arresto y 63.8 por ciento declaró haber sufrido agresiones físicas.

En el Diagnóstico Penitenciario 2016, los Cereso de Michoacán obtuvieron la calificación global 8.06, la más alta que han recibido en los últimos ocho años. Víctor Villanueva puntualizó que cada año se realizan revisiones dentro del Programa Estatal de Supervisión penitenciaria para dar un seguimiento puntual y que en lo que va del año ya se han revisado siete centros.

No obstante, en el diagnóstico que realiza la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), Michoacán obtuvo un grado de 6.08, que sitúa al estado por debajo de la media nacional. En él quedó en evidencia que en general son insuficientes los procedimientos para la remisión de quejas y los servicios de salud e inadecuadas condiciones higiénicas y de equipamiento, así como de procedimientos para atender o prevenir violaciones a los derechos humanos, mala distribución o separación de la población y falta de programas de desintoxicación. Además de que los penales de Uruapan y Morelia se consideraron foco rojo en materia de gobernabilidad.

Para el informe estatal se evaluó a los once penales y para el nacional sólo cuatro; sin embargo, llama la atención la diferencia, ya que el Cereso “David Franco Rodríguez” obtuvo 8.44 en el diagnóstico estatal pero fue reprobado por la CNDH con 5.79.

El proceso que se sigue a nivel local, consiste en siete etapas. En primer lugar, se aplica un cuestionario a los directores de los centros, después se realiza un recorrido, seguido de una encuesta al 10 por ciento de la población escogidos al azar.

Este año se revisará la situación de los niños que viven con sus madres “para poder garantizarles una estancia digna”.

Este año se determinó que los recursos que ejercen los penales estatales funcionen de manera autónoma, para ser una dependencia a una coordinación, con el general José Candelario Jaime Contreras Ló- pez al frente. Este funcionario fue acusado ante la CEDH en julio de acoso sexual, violación, extorsión, amenazas e intento de homicidio, por parte de dos internas del Centro Penitenciario de Alto Impacto, aunque su titular, Serrato Lozano, aseguró que las denuncias no son directamente contra el general sino de una situación en general.

Encuentra más notas sobre

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Notas relacionadas

Se eleva número de quejas recibidas por la CEDH [Leer más]

Inacción oficial, la constante: CNDH [Leer más]

Va CEDH contra ley de seguridad [Leer más]

Prevén mayor presupuesto a poderes Legislativo y Judicial [Leer más]

Recomendados