Capital Michoacán
PUBLICIDAD
Jueves 21 de Febrero 2019

Jueves 21 de Febrero 2019

UnidadInvestigación
| | |

Al buen entendedor

Juan José Rosales. Foto: Especial Foto Capital Media
|
12 de Enero 2018
|

La plaza Melchor Ocampo, en pleno centro histórico de no llenó la expectativa de los organizadores; a pesar de que parecía llena la mayoría de los asistentes eran “invitados” que ordenadamente fueron trasladados para ser testigos de la renuncia de Fausto Vallejo Figueroa al Partido Revolucionario Institucional, un acto morboso que marcará el nadir de su vida política.

En un primer momento, el  discurso de Vallejo fue el de un joven idealista: “Siempre nos hemos conducido entendiendo que la política es servir, servir y servir, con trabajo y más trabajo. La política no tiene otro sentido que poner en el centro al ser humano, como eje central para servirle y atenderlo. Ahora, muchos lo único que ponen al centro son sus propios intereses”.

Luego, la amargura del adiós: “El día de hoy con profundo pesar he tomado la decisión de renunciar a más de 40 años de militancia a este llamado Nuevo PRI, que no es más que el secuestro de las siglas del partido por una gerencia con decisiones verticales, muy alejada de las causas y las necesidades sociales, de la militancia y del pueblo.

Me voy con la cabeza en alto, pero sobre todo lo hago de cara ante ustedes, la ciudadanía; lo hago porque mi lealtad está con mis principios, y cuando la nueva gerencia del partido se ha desviado de sus valores y su ideología la ruta es clara, permanecer junto a los valores que me inculcaron mis padres y fueron forjados en el contacto con el pueblo”. Y cerró con una reflexión necesaria, un mea culpa de un pasado que lo persigue y lo seguirá por siempre: “Delante de mi familia le digo al pueblo de Michoacán y Morelia que a mis hijos les inculcamos valores y principios en la casa, pero como cada persona, ellos son responsables de sus propios actos. Espero,que sigan el ejemplo de sus padres”. En el evento, el exalcalde y exgobernador estuvo acompañado por su esposa Patricia y sus hijos Fausto y Rodrigo.

Como un político de colmillo retorcido, dejó la incógnita en el aire: “Desde aquí, en Michoacán donde nació la patria, asumo mi compromiso y responsabilidad. Les digo que su amigo Fausto Vallejo sigue y seguirá trabajando por las necesidades del pueblo de Michoacán y Morelia con el mismo ahínco, amor y pasión hasta el último día de mi vida”.

Mide los terrenos, no enseña todas responde Silvano Aureoles Conejo, “en el supuesto de que eso pasara, yo soy institucional; no es un tema de Silvano, es un tema de Michoacán y tendré una relación institucional con quien sea el Presidente de la República sin ningún problema. No repetiré historias que le han hecho tanto daño a Michoacán. Relación institucional, cercana y abierta, como lo requieren los tiempos”.

Encuentra más notas sobre

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Notas relacionadas

AMLO da 100 puntos sobre su gobierno [Leer más]

Despliegan operativo por tercer informe de Aureoles [Leer más]

Anuncia Ernesto Cordero su retiro de la política [Leer más]

Inseguridad no se resolverá de la noche a la mañana: Durazo [Leer más]

Recomendados