Capital Michoacán
PUBLICIDAD
Lunes 25 de Marzo 2019

Lunes 25 de Marzo 2019

UnidadInvestigación
| | |

Al buen entendedor

Juan José Rosales. Foto: Especial Foto Capital Media
|
21 de Junio 2017
|

La sociedad michoacana es muy exigente, siempre está pendiente de su entorno y lista para lanzar agudas críticas sobre las situaciones adversas que se presentan.

Hablamos de la inseguridad, de la pérdida de empleos y de la poca capacidad de los políticos; de escándalos de corrupción, obras mal hechas y de lo ostentoso que viven algunos funcionarios. Tenemos una visión certera para disparar la lengua y maldecir todo aquello que nos parece malo, perverso o chueco. Así somos.

Cuando ocurre algo más o menos decente o positivo nuestra reacción primaria es desecharlo, bloqueamos nuestros sentidos y desconfiamos porque seguramente nos quieren engañar. Pinches políticos que tuercen la realidad a como les conviene. Esta, y otra serie de diatribas, son lanzadas sin un previo ejercicio de reflexión básica. Nomás porque puede ser algo bueno, no debe ser cierto. Curiosa lógica.

Supongamos que el gobernador de cualquier estado de la república se presenta en un evento público y asegura que en la entidad que gobierna, de enero a abril del presente año se crearon 14 mil empleos formales, la cifra más alta de la que se tenga memoria en los últimos 20 años; que la actividad económica ha crecido 10%, comparado con el año anterior, y en el primer trimestre de 2017 se reporta el índice de informalidad más bajo de los últimos 15 años. Además, en materia de seguridad en el primer cuatrimestre de la presente anualidad han disminuido de forma consistente los delitos de secuestro y extorsión. ¿Usted lo creería?

Estamos muy dañados, hemos soportado demasiados desencantos que ya nada nos convence, y aunque nos vaya aceptablemente mejor que antes, lo negamos y abrazamos nuestra desgracia, no queremos perderla, nos vemos desnudos sin la adversidad a cuestas.

Tan mal anda nuestro ánimo, que ver al vecino avanzar es sinónimo inequívoco de corrupción o de actividades ilícitas, no podemos pensar que es gracias al trabajo arduo y al esfuerzo constante.

La última década para Michoacán ha sido una tragicomedia compuesta por episodios verdaderamente lamentables, algunos descansos en los cuales aparece la luz, pero como un peldaño frente al abismo porque volvemos a caer. Montaña rusa que se mueve hasta dejarnos a un centímetro del infarto. Hay motivos para no creer que estamos saliendo adelante, pero hay razones para recuperar la confianza. No se trata de la “magia” de un gobernador, es el resultado del esfuerzo de todos.

Por cierto, los números mencionados en el tercer párrafo corresponden a nuestro estado, y según los mismos no vamos tan mal. No cantar victoria, pero tampoco tirarnos al piso.

Encuentra más notas sobre

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Notas relacionadas

Gobierno Federal media en pugna de Nahuatzen [Leer más]

Tensión en Nahuatzen por inseguridad [Leer más]

Repuntan 28.13% homicidios dolosos en el estado [Leer más]

Inseguridad costó 7 mil pesos a cada víctima en 2017: Inegi [Leer más]

Recomendados