Capital Michoacán
Menú de Navegación
Suscríbete >
Facebook Twitter
Search X
- MÁS SECCIONES
X
CONTACTO Newsletter SUSCRÍBETE
  • Capital Coahuila
  • Capital Hidalgo
  • Capital Jalisco
  • Capital Morelos
  • Capital Oaxaca
  • Capital Puebla
  • Capital Quintana Roo
  • Capital Querétaro
  • Capital Veracruz
  • Capital
  • Capital México
  • Capital Michoacán
  • Capital Mujer
  • Reporte Índigo
  • Estadio Deportes
  • The News
  • Efekto
  • Diario DF
  • Green TV
  • Revista Cambio
Radio Capital
Pirata FM
Capital Máxima
Capital FM
Digital
Prensa
Radio
TV
v Capital =
Opinión / Al Buen Entendedor

Al buen entendedor

Juan José Rosales Gallegos
Juan José Rosales Gallegos correo848485@correo.com
Hace 6 meses
Facebook Twitter Whatsapp

“ En Michoacán, a pesar de los esfuerzos realizados en los diversos niveles de gobierno, hay que reconocer que la violencia sigue creciendo. La realidad de la inseguridad y violencia es compleja y multidimensional. No podemos, sin más, atribuirla a una sola causa, hacerlo sería ingenuo y nos llevaría a pretender, también con ingenuidad, tener una única solución a una problemática tan vasta y complicada”. Así inicia la colaboración semanal del obispo de la Arquidiócesis de Morelia, monseñor Carlos Garfias, del pasado domingo 25 de junio.

El máximo jerarca de la Iglesia Católica en la entidad dice lo que las autoridades de los tres niveles de gobierno se niegan a escuchar, que la violencia sigue creciendo en Michoacán, a pesar de sus multipublicitados esfuerzos.

En su camino a Roma (así lo refiere el arzobispo), solicita a todos los involucrados e interesados en el tema, que para llegar a una solución pronta que erradique la violencia, el problema sea abordado desde un enfoque de salud pública, “que permita asegurar para el mayor número de personas el beneficio de la seguridad y de la paz”. “Ver la violencia como un problema de salud pública, sigue el texto del prelado, implica reconocer que el esfuerzo por erradicarla debe ser multidimensional; que se requiere un diagnóstico interdisciplinario que identifique los principales factores de riesgo sobre los que hay que intervenir y es necesaria la cooperación de todos los sectores”.

Desde su entronización como titular de la arquidiócesis de Morelia, Carlos Garfias ha hecho constantes señalamientos sobre la situación que se vive en Michoacán.

Su reciente experiencia en Acapulco y su empeño en lograr la construcción de la paz, lo convierten en una voz autorizada en el tema, en algún momento, deberá ser escuchada y valorada.

“Quiero hacer un llamado a que tomemos conciencia del problema que tenemos enfrente y nos involucremos en su solución. A los gobernantes les pido que implementen políticas públicas que inhiban los factores de riesgo; a los miembros de las fuerzas de seguridad para que sean fieles a su misión de defender a los débiles; a los políticos a que no antepongan el interés personal o de partido y a no ceder al cáncer de la corrupción; a los padres de familias que fomenten los valores en sus hogares; a las y los ciudadanos a que construyamos una sociedad civil responsable, organizada y participativa en la vida pública”.

La voz de monseñor Garfias (uno de los 300 líderes de México, según el ranking de una revista) cada vez se escucha más fuerte. Su empeño en crear conciencia y su preocupación por las víctimas del conflicto, sin pretenderlo, desnudará la incapacidad de varios.

COMPARTE Facebook Twitter Whatsapp
TEMAS Carlos Garfias Iglesia Católica inseguridad monseñor Carlos Garfias políticos
MÁS DE OPINIÓN

Algunos escritores fantásticos y Lucius Shepard

Hace 2 meses
Carlos Rojas Martínez
Al Buen Entendedor / Juan José Rosales Gallegos

Al buen entendedor

Hace 5 meses
Juan José Rosales Gallegos

“Cuernos en el ombligo de la luna”

Hace 5 meses
Capital Digital
Al Buen Entendedor Seguir Leyendo>
Juan José Rosales Gallegos

Al buen entendedor

Juan José Rosales Gallegos