Capital Michoacán
Menú de Navegación
Suscríbete >
Facebook Twitter
Search X
- MÁS SECCIONES
X
CONTACTO Newsletter SUSCRÍBETE
  • Capital Coahuila
  • Capital Hidalgo
  • Capital Jalisco
  • Capital Morelos
  • Capital Oaxaca
  • Capital Puebla
  • Capital Quintana Roo
  • Capital Querétaro
  • Capital Veracruz
  • Capital
  • Capital México
  • Capital Michoacán
  • Capital Mujer
  • Reporte Índigo
  • Estadio Deportes
  • The News
  • Efekto
  • Diario DF
  • Green TV
  • Revista Cambio
Radio Capital
Pirata FM
Capital Máxima
Capital FM
Digital
Prensa
Radio
TV
v Capital =
Opinión / Al Buen Entendedor

Al buen entendedor

Juan José Rosales Gallegos
Juan José Rosales Gallegos correo848485@correo.com
Hace 4 semanas
Facebook Twitter Whatsapp

Fue un evento solemne, con toda la pompa, circunstancia y misticismo que todavía guarda el catolicismo. La Catedral de Morelia lució colmada para atestiguar el momento en el cual monseñor Carlos Garfias recibió de manos del nuncio apostólico, monseñor Franco Coppola, el Palio arzobispal, franja de lana blanca decorada con cruces negras, que simboliza la oveja sobre los hombros del Buen Pastor y que usan el Papa y los arzobispos metropolitanos como signo de la comunión con Roma.

Religiosos de todo el arzobispado vestidos de blanco ocuparon la mayoría de los lugares al interior del recinto religioso, fieles y devotos llegaron a los espacios que quedaron libres; algunos (muy pocos) invitados especiales tuvieron un lugar en las bancas, los demás afuera o donde pudieron. “Mi casa, será llamada casa de oración”, decía Jesús.

A un costado de donde se desarrollaba la actividad central de la ceremonia se encontraban Pascual Sigala, Silvano Aureoles, Alfonso Martínez y Juan Bernardo Corona (en ese orden). Las autoridades acompañaron a monseñor Garfias como un gesto amistoso y de respeto, como también lo hizo Marco Antonio Flores Negrete, presidente del Supremo Tribunal de Justicia. Los tres poderes del estado, sin comprometer la división y autonomía, reconocen así la trayectoria y compromiso del prelado.

Antes de entrar a la catedral, Silvano Aureoles fue abordado por los medios de comunicación, que esperaban ansiosos alguna declaración luego de que la corriente Foro Nuevo Sol los postulara para encabezar la conformación del Frente Amplio Democrático (FAD). “Lo único que está en la agenda, respondió Silvano, es la conformación de la propuesta para la transición de México”, y recomendó a los reporteros, lean El Último Brindis de Don Porfirio (Rafael Tovar y de Teresa).

De forma encriptada, probablemente, el gobernador se refería al entorno que rodeaba a Porfirio Díaz en 1910, a unos meses de su caída, utilizando el símil con el vetusto (como el dictador) sistema político que encabeza el PRI. “Pero Díaz -en aquellos momentos- no quiso ver que el país anunciaba otro periodo de su historia: quienes lo rodeaban aún le eran leales, pero no lo eran entre sí”.

Reveladoras líneas del prefacio.

“Quiero ser factor en la construcción del Frente, y actor importante en la determinación. Si reúno el perfil para encabezar este esfuerzo, con mucho gusto”. La declaración es tan clara como el clásico, no me apunto pero tampoco me descarto. La ruta, por lo menos, está bien trazada, primero la propuesta y luego candidatos, situación en la que coinciden todos los que se han pronunciado a favor de la creación del FAD. ¡Hasta Luisa María Calderón

COMPARTE Facebook Twitter Whatsapp
TEMAS Carlos Garfias catedral de Morelia Franco Coppola Frente Amplio Democrático (FAD) Silvano Aureoles
MÁS DE OPINIÓN
Al Buen Entendedor / Juan José Rosales Gallegos

Al buen entendedor

Hace 1 mes
Juan José Rosales Gallegos

“Cuernos en el ombligo de la luna”

Hace 1 mes
Capital Digital
Al Buen Entendedor / Juan José Rosales Gallegos

Al buen entendedor

Hace 2 meses
Juan José Rosales Gallegos
Al Buen Entendedor Seguir Leyendo>
Juan José Rosales Gallegos

Al buen entendedor

Juan José Rosales Gallegos