Capital Michoacán
Menú de Navegación
Suscríbete >
Facebook Twitter
Search X
- MÁS SECCIONES
X
CONTACTO Newsletter SUSCRÍBETE
  • Capital Coahuila
  • Capital Hidalgo
  • Capital Jalisco
  • Capital Morelos
  • Capital Oaxaca
  • Capital Puebla
  • Capital Quintana Roo
  • Capital Querétaro
  • Capital Veracruz
  • Capital
  • Capital México
  • Capital Michoacán
  • Capital Mujer
  • Reporte Índigo
  • Estadio Deportes
  • The News
  • Efekto
  • Diario DF
  • Green TV
  • Revista Cambio
Radio Capital
Pirata FM
Capital Máxima
Capital FM
Digital
Prensa
Radio
TV
v Capital =
Opinión / Al Buen Entendedor

Al buen entendedor

Juan José Rosales Gallegos
Juan José Rosales Gallegos correo848485@correo.com
Hace 3 meses
Facebook Twitter Whatsapp

Morelia, Michoacán a 12 de junio de 2017.- La defensa a sus decisiones, que presentó el juez Ramón Sánchez Magaña, frente a los medios de comunicación fue basada en claras justificaciones del orden jurídico. Los conceptos que expuso respecto a la independencia, objetividad, imparcialidad y autonomía del poder judicial, difícilmente podrían ser cuestionados. La manera en la cual pueden aparecer en una audiencia pública deficiencias e inconsistencias que concluyan con la libertad del presunto responsable, tampoco se puede debatir.

Soberbio, se plantó frente a los micrófonos, dominando el tema (al fin y al cabo es un juez). ¿Por qué liberó a un conocido delincuente que opera en los municipios de Zamora y La Piedad?, cuestionario los reporteros. Respondió, “el de la voz (soberbia respuesta en tercera persona) giró un orden de aprehensión, que me fue solicitada única y exclusivamente por el delito de lesiones. No justificaron legalmente la detención, ni aportaron los medios de prueba idóneos y suficientes. Se dijo que era jefe de plaza, un delincuente, pero esa información jamás me fue proporcionada” Sobre lo dicho por el Silvano Aureoles, las críticas que recibe el ejecutivo cuando algún presunto responsable de un delito es detenido, y posteriormente puesto en libertad por un juez; “hasta queda uno con la sospecha”, dijo el gobernador.

Sánchez Magaña respondió, “la persona que le dio esa información al gobernador se advierte que no conoce el Nuevo Sistema de Justicia Penal. Fue mal informado el señor gobernador”. Le pregunté al Juez Sánchez Magaña, ¿alguna vez escuchó el nombre de la persona que dejó libre? “No (ya se mostraba nervioso y reacio a continuar) nunca lo había escuchado; lo escuché hasta ese día”. Siendo parte del sistema de justicia del estado con experiencia de poco más de un año en la región, resulta poco creíble que no conociera el nombre de uno de los forajidos más visibles de ese lugar. Asegura jamás haber recibido ninguna presión por parte de algún grupo o integrante del crimen organizado. Eso tampoco es muy convincente.

La PGJE está trabajando de forma errática incumpliendo en muchos casos con los requisitos marcados claramente en el código para sujetar a un presunto responsable a proceso; de eso no hay duda. La ineficacia de los operadores de la procuraduría es parte del problema. Pero no perdamos de vista la conducta de los jueces, que sin caer en ninguna falta o ilegalidad, su pedantería arrastra a la incertidumbre sobre sus decisiones.

Sobre el pez gordo que, desde la óptica del gobernador, dejó ir el juzgador, poco se dice. Ni el ejecutivo ni el poder judicial revelan la identidad de tan peligroso personaje.

COMPARTE Facebook Twitter Whatsapp
TEMAS Nuevo Sistema de Justicia Penal orden jurídico PGJE poder judicial Ramón Sánchez Magaña
MÁS DE OPINIÓN
Al Buen Entendedor / Juan José Rosales Gallegos

Al buen entendedor

Hace 2 meses
Juan José Rosales Gallegos

“Cuernos en el ombligo de la luna”

Hace 2 meses
Capital Digital
Al Buen Entendedor / Juan José Rosales Gallegos

Al buen entendedor

Hace 3 meses
Juan José Rosales Gallegos
Al Buen Entendedor Seguir Leyendo>
Juan José Rosales Gallegos

Al buen entendedor

Juan José Rosales Gallegos