Capital Michoacán
PUBLICIDAD
Domingo 17 de Febrero 2019

Domingo 17 de Febrero 2019

UnidadInvestigación
| | |

Al buen entendedor

Juan José Rosales. Foto: Especial Foto Capital Media
|
29 de Septiembre 2017
|

Abre las puertas el antro sólo a mujeres y durante dos o tres horas les ofrece bebidas gratis o a un costo menor. Por lo regular asisten jovencitas que ven esta trampa como una “oportunidad” para poder consumir alcohol a bajo costo o regalado; apuran los tragos mientras observan el reloj tratando de aprovechar hasta el último minuto, la bebida motiva el furor en algunas y causa estragos en otras. Luego comienza el ingreso de los varones, que encuentran a las “ladies” ya “motivadas” gracias a la “promoción”. El acceso a las mujeres por lo regular es gratis, pero se les cobra a los varones que saben perfectamente lo que significa tener, a cualquier ser humano, ingiriendo alcohol previamente. La irresponsabilidad de estos negocios les facilita el camino a los depredadores.

¿Cuál podría ser el atractivo de iniciar una noche de antro regalando bebidas y entradas a mujeres? ¿Alguna vez se ha hecho esta pregunta?

El asesinato en Puebla de la joven Mara Fernanda Castilla conmocionó al país, no solamente por la forma salvaje en la cual le fue arrancada la vida, sino porque varias voces y medios de comunicación trataron de “justificar” el homicidio. Erika Kassandra Bravo, joven enfermera de Uruapan, Michoacán, fue golpeada y asfixiada hasta que perdió la vida. En ese momento (sólo en ese momento) la opinión pública del estado se desbordó en reclamos por el sanguinario hecho. Los cuerpos de María Fernanda, de 17 años, y Estefanía de 25 años, fueron encontrados desnudos y con marcas visibles de violencia flotando en las aguas de la presa de Cointzio, en Morelia.

Hay infinidad de grupos feministas y organizaciones de la sociedad civil que defienden los derechos de las mujeres, pero ninguna ha levantado la voz para denunciar el riesgo que representa para las jovencitas la trampa de las llamadas “ladies night”. Podrán argumentar lo que quieran los dueños de los antros, el municipio de Morelia encontrará mil justificaciones para explicar por qué permite este tipo de prácticas, pero la realidad es que son un enorme riesgo.

¿Recuerdan que hace algunos años fueron prohibidas las “barras libres” en Morelia? ¿Recuerdan cuál fue la razón? Muy sencillo, el ofrecer en los antros alcohol de forma indiscriminada (de dudosa procedencia) aumentaba el número de accidentes y riñas. La presión social terminó con esta “promoción”, cuyo objetivo es jalar gente sacrificando la calidad de lo que consumían los clientes.

Me alarma que las constantes “ladies night” en los antros de Morelia no llamen la atención del presidente municipal, Alfonso Martínez. Es una situación evidente de riesgo, debo insistir, que está ocurriendo con la complacencia de las autoridades

Encuentra más notas sobre

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Notas relacionadas

Mueren tres federales durante enfrentamiento en Morelia [Leer más]

Cuánto adeudan los contribuyentes de Morelia [Leer más]

Festejos guadalupanos dejan mil 300 toneladas de basura en M [Leer más]

Qué se dijeron Sergio Mayer y Guillermo del Toro [Leer más]

Recomendados