Capital Michoacán
Menú de Navegación
Suscríbete >
Facebook Twitter
Search X
- MÁS SECCIONES
X
CONTACTO Newsletter SUSCRÍBETE
  • Capital Coahuila
  • Capital Hidalgo
  • Capital Jalisco
  • Capital Morelos
  • Capital Oaxaca
  • Capital Puebla
  • Capital Quintana Roo
  • Capital Querétaro
  • Capital Veracruz
  • Capital
  • Capital México
  • Capital Michoacán
  • Capital Mujer
  • Reporte Índigo
  • Estadio Deportes
  • The News
  • Efekto
  • Diario DF
  • Green TV
  • Revista Cambio
Radio Capital
Pirata FM
Capital Máxima
Capital FM
Digital
Prensa
Radio
TV
v Capital =
Opinión / Al Buen Entendedor

Al buen entendedor

Juan José Rosales Gallegos
Juan José Rosales Gallegos correo848485@correo.com
Hace 4 semanas
Facebook Twitter Whatsapp

Juan Bernardo Corona, secretario de Seguridad Pública, fue elegido para ser orador oficial en la ceremonia luctuosa en honor de los llamados Mártires de Uruapan. Los militares republicanos José María Arteaga, Carlos Salazar, José Trinidad Villagómez, Jesús Díaz Paracho y Juan González fueron fusilados por tropas leales a Maximiliano en 1865, convirtiéndose en ejemplo e inspiración de patriotismo.

La tribuna de Uruapan, el 21 de octubre, es la más importante y adecuada para resaltar la entrega y sacrificio de los héroes, pero también para enviar mensajes políticos que, en su momento, son necesarios.

El equipo compacto del Ejecutivo estatal está sufriendo un cisma desatado por la incertidumbre del futuro político inmediato de Silvano Aureoles. Se comienza a notar quienes, desesperadamente, intentan tomar un espacio que no les corresponde, se revelan las consecuencias de la ambición de aquellos que por voluntad ciudadana expresada en las urnas nunca podrán ocupar un cargo público, todo será por concesiones o coyunturas traducidas en traiciones.

Lo anterior le queda claro al gobernador, que en la voz de Juan Bernardo Corona hizo el siguiente llamado: “Actuemos con mucha humildad y sin prejuicios, entendamos que la sociedad está cansada de políticos indiferentes, insensibles, soberbios que no escuchan y que no atienden, que quieren dividir a nuestro estado”.

Junto con la reflexión llegó el llamado a fijar nuevas metas y renovar los ideales que le dieron sentido a un proyecto político, “los habremos de alcanzar, dijo Corona, si privilegiamos el diálogo y el trabajo en equipo, sumando nuestras capacidades y dejando completamente de lado los intereses personales que tanto daño le han hecho a México y a nuestro estado”.

El discurso sirvió también para resaltar los logros de esta administración, que al final son los logros de un hombre que ha tenido que hacer su trabajo y el de varios para mantener a flote la nave: “Hoy hemos recuperado la gobernabilidad del estado y la confianza de los ciudadanos… No cederemos espacio alguno a personas o grupos que atenten contra la soberanía y el estado de derecho”.

Resalta el constante llamado que hace Juan Bernardo Corona a “los michoacanos”, los que estuvieron, los que están y los que aquí seguirán. “Los michoacanos siempre hemos tenido la capacidad de escuchar, dialogar y emprender acciones que nos permitan alcanzar juntos los ideales de ahora y construir el país que merecemos”. Evocó constantemente los “ideales” y a los “michoacanos”.

El remate de la pieza de oratoria, bien lograda y reveladora, fue una sentencia, un aviso que oportunamente se lanza para aquellos que lo quieran escuchar: “No caigamos en lo que, en su momento, intentó hacer Maximiliano con su ley del 3 de octubre, el famoso DECRETO NEGRO, que a la letra decía, quien no comulga con el imperio y apoye la causa republicana deberá morir”.

Ya identificaron al grupo del DECRETO NEGRO.

COMPARTE Facebook Twitter Whatsapp
TEMAS Juan Bernardo Corona Seguridad Pública Silvano Aureoles Uruapan
MÁS DE OPINIÓN

Algunos escritores fantásticos y Lucius Shepard

Hace 3 semanas
Carlos Rojas Martínez
Al Buen Entendedor / Juan José Rosales Gallegos

Al buen entendedor

Hace 4 meses
Juan José Rosales Gallegos

“Cuernos en el ombligo de la luna”

Hace 4 meses
Capital Digital
Al Buen Entendedor Seguir Leyendo>
Juan José Rosales Gallegos

Al buen entendedor

Juan José Rosales Gallegos