Capital Michoacán
PUBLICIDAD
Sábado 23 de Marzo 2019

Sábado 23 de Marzo 2019

UnidadInvestigación
| | |

Al buen entendedor

Juan José Rosales. Foto: Especial Foto Capital Media
|
30 de Octubre 2017
|

La convocatoria fue hecha para iniciar los trabajos el viernes 27 de octubre a las cinco de la tarde, en un salón muy cercano a la casa de gobierno. El Decimosegundo Pleno Ordinario del X Consejo Estatal del Partido de la Revolución Democrática inició tarde, horas después, luego de que los jaloneos entre las corrientes concluyeron y lograron presentar un acuerdo, sostenido con alfileres, pero un acuerdo al fin.

A través de un comunicado emitido el día del Pleno Ordinario, Carlos Torres Piña se declaró listo “para avanzar en la senda política que defiende las causas de la gente”, y abundó: “desde ahora hasta febrero, el partido entrará en una etapa que permitirá consolidar las bases para seguir abonando al desarrollo de los pueblos de Michoacán”. En esta asamblea, el sol azteca debería definir su ruta política, pero también fijar su postura sobre la construcción del Frente Ciudadano por Michoacán, y también actuar de forma congruente en contra de aquellos que de forma nada ética apoyan al candidato de otro partido político.

Hubo acuerdos. Dos formas para seleccionar aspirantes internos por acuerdo, consensos y métodos secundarios (dedazo y repartición de cuotas entre las tribus), y la otra por elección abierta a la ciudadanía. Debo insistir que serán aspirantes internos, porque muchos de ellos tendrán que enfrentar elecciones primarias con los aspirantes de los otros partidos políticos que conforman el frente para, al final, lograr una candidatura común.

Hace algunos meses, Torres Piña se mostró públicamente renuente a establecer una alianza electoral con el Partido Acción Nacional. Luego de repensar su posición, ahora considera al Frente que conforman con el blanquiazul, MC y los verdes, “una alianza más allá de intereses particulares, y que se fragua como una alternativa segura para hacer frente a los problemas nacionales”.

Antes de iniciar la sesión formal, tras bambalinas hubo una fuerte discusión que se centró en el cambio de la dirigencia estatal. Se intentó remover al presidente y secretario general, establecer una nueva directriz e invertir la polaridad en la toma de decisiones al interior del partido. Lo anterior, obviamente, para que una de las corrientes preponderantes se fortalezca buscando debilitar a la otra. Se midieron fuerzas, se usaron todos los argumentos; voto por voto, militante por militante, se hizo un balance para defender a unos y atacar a los otros. Fue una escaramuza política de las más intensas que haya vivido el PRD.

Al final, las cosas quedaron como estaban. A los foros les faltó fuerza para concretar el golpe; a los de ADN la defensa los mermó tanto que no pudieron contraatacar. Ahora no hubo cuartel, y unos a otros se anularon. El siguiente encontronazo está cercano, ¿cuál será el resultado?

Encuentra más notas sobre

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Notas relacionadas

Aureoles va por la anulación de los superdelegados [Leer más]

Respalda PRD decisión de Aureoles sobre educación básica [Leer más]

PRD arranca colecta de firmas para bajar precio de la gasoli [Leer más]

Silvano Aureoles deberá comparecer por apoyar a Meade [Leer más]

Recomendados