Capital Michoacán
Menú de Navegación
Suscríbete >
Facebook Twitter
Search X
- MÁS SECCIONES
X
CONTACTO Newsletter SUSCRÍBETE
  • Capital Coahuila
  • Capital Hidalgo
  • Capital Jalisco
  • Capital Morelos
  • Capital Oaxaca
  • Capital Puebla
  • Capital Quintana Roo
  • Capital Querétaro
  • Capital Veracruz
  • Capital
  • Capital México
  • Capital Michoacán
  • Capital Mujer
  • Reporte Índigo
  • Estadio Deportes
  • The News
  • Efekto
  • Diario DF
  • Green TV
  • Revista Cambio
Radio Capital
Pirata FM
Capital Máxima
Capital FM
Digital
Prensa
Radio
TV
v Capital =
Opinión / Al Buen Entendedor

Álvaro Dávila, el cínico

Juan José Rosales Gallegos
Juan José Rosales Gallegos correo848485@correo.com
Hace 8 meses
Facebook Twitter Whatsapp

 Nadie lo vio durante los entrenamientos charlando con los jugadores, ocupado motivando a los jóvenes, intercambiando puntos de vista con el cuerpo directivo. Pocas veces asistió al estadio para apoyar. Cuando las derrotas se apilaban, de repente aparecía en una rueda de prensa, hacía un mea culpa, y nuevamente desaparecía. Para Álvaro Dávila, Morelia siempre ha sido una piedra en el zapato, una ciudad que desprecia en silencio; simplemente su trabajo.

Durante la rueda de prensa que encabezó Dávila en el Estadio Morelos, el martes 25 de abril, de la boca del “directivo” sólo emergieron ideas mochas, justificaciones y veladas acusaciones a los jugadores, “rebasados por la presión”. “Hay preocupación, vamos a decir, pero también hay confianza en que esto lo podemos sacar”, explicó.

Álvaro Dávila es un cínico, un directivo ausente que con sus palabras, además muestra ignorancia. Primero dijo, “estamos trabajando y convencidos en que esto (el descenso) lo vamos a revertir”. Inmediatamente después, “sabemos que esto no depende de nosotros porque se tienen que conjuntar algunos resultados”. Lo van a revertir dependiendo de lo que hagan los demás equipos. ¡Plop!

La tragedia del equipo de futbol de Morelia, según Dávila el cínico, tiene solamente una semana en la que “se volteó todo”. Lo que ha pasado los últimos meses nada tiene que ver; las malas contrataciones, decisiones sin sentido de los hombres de pantalón corto y el desprecio de una televisora que se adueñó de los ates, no son factor.

Álvaro Dávila es un cínico, que quiere “comprar” los favores de una afición noble, regalando entradas en plena agonía.

COMPARTE Facebook Twitter Whatsapp
MÁS DE OPINIÓN

Algunos escritores fantásticos y Lucius Shepard

Hace 1 mes
Carlos Rojas Martínez
Al Buen Entendedor / Juan José Rosales Gallegos

Al buen entendedor

Hace 5 meses
Juan José Rosales Gallegos

“Cuernos en el ombligo de la luna”

Hace 5 meses
Capital Digital
Al Buen Entendedor Seguir Leyendo>
Juan José Rosales Gallegos

Al buen entendedor

Juan José Rosales Gallegos