Capital Michoacán
Menú de Navegación
Suscríbete >
Facebook Twitter
Search X
- MÁS SECCIONES
X
CONTACTO Newsletter SUSCRÍBETE
  • Capital Coahuila
  • Capital Hidalgo
  • Capital Jalisco
  • Capital Morelos
  • Capital Oaxaca
  • Capital Puebla
  • Capital Quintana Roo
  • Capital Querétaro
  • Capital Veracruz
  • Capital
  • Capital México
  • Capital Michoacán
  • Capital Mujer
  • Reporte Índigo
  • Estadio Deportes
  • The News
  • Efekto
  • Diario DF
  • Green TV
  • Revista Cambio
Radio Capital
Pirata FM
Capital Máxima
Capital FM
Digital
Prensa
Radio
TV
v Capital =
Opinión / Al Buen Entendedor

El PRD y el FAP (fuimos a patalear)

Juan José Rosales Gallegos
Juan José Rosales Gallegos correo848485@correo.com
Hace 1 año
Facebook Twitter Whatsapp

Mal, muy mal se vieron Bárbara Ramírez titular de la secretaría de derechos humanos, y Apolinar Josafat Mendoza, secretario de organización del Comité Directivo Estatal del PRD, al abandonar su lugar en el presídium durante el evento por el 28 aniversario de la fundación del instituto político. Buscaron generar un escándalo. Luego de recibir la orden de su “jefe” político, Fidel Calderón, se levantaron de sus lugares y se fueron. No se dijo nada y nadie de los presentes los extrañó.

En el evento celebrado el domingo 7 de mayo en el Salón Michoacán del Centro de Convenciones de Morelia, se marcó la ruptura definitiva del pequeño grupo de Fidel Calderón con el PRD. La corriente definida por tres letras, FAP (fuimos a patalear), deja definitivamente los colores negro y amarillo. Esta debe ser la consecuencia lógica que marca la congruencia, dignidad y valor; aunque de una persona (Calderón) que ha vivido del chantaje y los “cambios de camiseta” se puede esperar cualquier cosa.

En uno de los foros regionales organizados con motivo de este aniversario, en Lázaro Cárdenas, Fidel Calderón fue avergonzado por la militancia de ese partido. Junto con Manuel López Meléndez, presentaría su visión del partido; pero Calderón aprovechó el momento para promocionar a su candidato, López Obrador, lo que provocó molestia en la mayoría de los asistentes, que al escuchar la ingrata e insidiosa perorata del diputado federal, abandonaron el lugar. El vacío lo obligó al silencio.

Lo único que busca Fidel Calderón son espacios políticos, y los quiere conseguir igual que los anteriores: amagando, engañando, chantajeando. Pero ya se quedó solo.

COMPARTE Facebook Twitter Whatsapp
MÁS DE OPINIÓN

¿Y qué hay de la tortura?

Hace 1 semana
Capital Digital

¿Quiénes pueden perder registro?

Hace 2 semanas
Capital Digital

¿Primero TLC o ASPAN?

Hace 2 semanas
Capital Digital
Capital Digital

Disputa abierta por el PRI entre Peña y la militancia

Capital Digital