Capital Michoacán
Menú de Navegación
Suscríbete >
Facebook Twitter
Search X
- MÁS SECCIONES
X
CONTACTO Newsletter SUSCRÍBETE
  • Capital Coahuila
  • Capital Hidalgo
  • Capital Jalisco
  • Capital Morelos
  • Capital Oaxaca
  • Capital Puebla
  • Capital Quintana Roo
  • Capital Querétaro
  • Capital Veracruz
  • Capital
  • Capital México
  • Capital Michoacán
  • Capital Mujer
  • Reporte Índigo
  • Estadio Deportes
  • The News
  • Efekto
  • Diario DF
  • Green TV
  • Revista Cambio
Radio Capital
Pirata FM
Capital Máxima
Capital FM
Digital
Prensa
Radio
TV
v Capital =
Opinión / Al Buen Entendedor

Gobierno no pedirá fiado a los artesanos

Juan José Rosales Gallegos
Juan José Rosales Gallegos correo848485@correo.com
Hace 1 año
Facebook Twitter Whatsapp

 Una práctica muy mexicana, común pero reprobable, es la del regateo. Los mexicanos peleamos el mejor precio, un pilón o cualquier extra que podamos lograr por el costo inicial de una mercancía o servicio. Regatear es obtener más por menos, y muchas veces de manera nada equitativa.

Durante la premiación del Concurso Artesanal que, con motivo del Día de las Ánimas se lleva a cabo en Pátzcuaro cada 1 de noviembre desde hace más de 45 años, tanto el director del Instituto del Artesano Michoacano, Claudio Méndez, como el gobernador, Silvano Aureoles, pidieron a los asistentes erradicar esa práctica.

La tarde del 1 de noviembre conocí a una maestra artesana que tardó más de ocho meses bordando un pedazo de tela de un metro por un metro. Era la representación del nacimiento de Jesús, había pastores, casas; un elefante, caballo y camello; los reyes magos y la estrella de Belén. Un trabajo único, preciso y maravilloso, nada estaba fuera de lugar. El precio de esta pieza de arte, hecha completamente a mano, era de 6 mil pesos. 8 meses representan alrededor de 240 días; y según este dato, la maestra artesana recibe (en promedio) 25 pesos diarios por su trabajo. ¿Y todavía regateamos?

Entendiendo la situación, ese día el gobernador hizo este compromiso: “A veces nosotros les pedimos fiado y no les pagamos, eso me choca que suceda. Ya no les vamos a pedir fiado, tenemos que comprarles en efectivo. De por sí es mucho el esfuerzo y el trabajo y todavía que el gobierno abuse de la condición de los hermanos, no se vale. Pieza vendida, pieza pagada, esa va a ser la regla de aquí para adelante, nada de fiado”.

COMPARTE Facebook Twitter Whatsapp
MÁS DE OPINIÓN

Caro Quintero, ahora en Colombia

Hace 1 día
Capital Digital

AMLO: Romo, Taibo II, Germán, Chomsky; ¿quién está engañando ...

Hace 1 mes
Capital Digital

Algunos escritores fantásticos y Lucius Shepard

Hace 6 meses
Carlos Rojas Martínez
Al Buen Entendedor Seguir Leyendo>
Juan José Rosales Gallegos

Al buen entendedor

Juan José Rosales Gallegos