Capital Michoacán
Menú de Navegación
Suscríbete >
Facebook Twitter
Search X
- MÁS SECCIONES
X
CONTACTO Newsletter SUSCRÍBETE
  • Capital Coahuila
  • Capital Hidalgo
  • Capital Jalisco
  • Capital Morelos
  • Capital Oaxaca
  • Capital Puebla
  • Capital Quintana Roo
  • Capital Querétaro
  • Capital Veracruz
  • Capital
  • Capital México
  • Capital Michoacán
  • Capital Mujer
  • Reporte Índigo
  • Estadio Deportes
  • The News
  • Efekto
  • Diario DF
  • Green TV
  • Revista Cambio
Radio Capital
Pirata FM
Capital Máxima
Capital FM
Digital
Prensa
Radio
TV
v Capital =
Opinión / Al Buen Entendedor

Inicia la temporada de traiciones

Juan José Rosales Gallegos
Juan José Rosales Gallegos correo848485@correo.com
Hace 5 meses
Facebook Twitter Whatsapp

Comienza a verse muy claro la forma en la cual se conforman los equipos; los movimientos, todavía discretos, revelan una lucha intestina por los espacios de cara a la contienda electoral de 2018. Se olfatea en el aire.

Por ejemplo, Antonio Soto, flamante jefe de asesores del gobernador, quiere mostrarse muy “cerca de ti” y posicionar su imagen en Morelia. Le gusta la capital michoacana al longevo político que le apuesta a la amnesia general para avanzar en las preferencias. Muy pocos apoyan y comparten el caro anhelo de Soto Sánchez, pero él insiste en un capricho que no lo llevará a ningún lado.

Titulares de secretarías ya se notan distraídos, suspirando mientras observan el horizonte. Faltan a su compromiso personal de apoyar a quien les brindó la confianza. Es tiempo de sueños, también de traiciones y tropiezos, de malas decisiones, espejismos y falsos profetas. Es la temporada de patos, gacelas, burros y bueyes; de hienas y leones.

¿Qué pasará con los retos pendientes? ¿A dónde dirigirá sus derroteros en el último trecho la actual administración? ¿Habrán las condiciones de gobernabilidad necesarias para concluir bien y asegurar el camino al que sigue? Eso no les importa, pues sólo están calculando el momento de saltar del barco para iniciar su propia travesía. Al fin y al cabo filibusteros de la política que suben y bajan igual que el cierre de un pantalón.

Los que antes eran discretos y leales colaboradores, ahora saben lo que es usar camisas hechas a mano y flotar sobre el piso con finos zapatos, cortados a la medida. Se rodean de sabios cuya única finalidad es adularlos e intrigar, sembrar la discordia en un equipo que antes fue compacto y orgullo de lealtad.

COMPARTE Facebook Twitter Whatsapp
MÁS DE OPINIÓN
Al Buen Entendedor / Juan José Rosales Gallegos

Al buen entendedor

Hace 3 meses
Juan José Rosales Gallegos

“Cuernos en el ombligo de la luna”

Hace 3 meses
Capital Digital
Al Buen Entendedor / Juan José Rosales Gallegos

Al buen entendedor

Hace 4 meses
Juan José Rosales Gallegos
Al Buen Entendedor Seguir Leyendo>
Juan José Rosales Gallegos

Al buen entendedor

Juan José Rosales Gallegos