Capital Michoacán
Menú de Navegación
Suscríbete >
Facebook Twitter
Search X
- MÁS SECCIONES
X
CONTACTO Newsletter SUSCRÍBETE
  • Capital Coahuila
  • Capital Hidalgo
  • Capital Jalisco
  • Capital Morelos
  • Capital Oaxaca
  • Capital Puebla
  • Capital Quintana Roo
  • Capital Querétaro
  • Capital Veracruz
  • Capital
  • Capital México
  • Capital Michoacán
  • Capital Mujer
  • Reporte Índigo
  • Estadio Deportes
  • The News
  • Efekto
  • Diario DF
  • Green TV
  • Revista Cambio
Radio Capital
Pirata FM
Capital Máxima
Capital FM
Digital
Prensa
Radio
TV
v Capital =
Opinión / Al Buen Entendedor

La sucesión en el Consejo Coordinador Empresarial

Juan José Rosales Gallegos
Juan José Rosales Gallegos correo848485@correo.com
Hace 1 año
Facebook Twitter Whatsapp

 Aleccionados en un vetusto y lejano sistema político, los arcaicos empresarios que se empeñan en mantener el control de los organismos y cámaras que los representan, sacan de sus bodegas costales llenos de mañas.

Durante los últimos días se desarrolla el proceso de sucesión en la dirección del Consejo Coordinador Empresarial del Estado de Michoacán A.C. (CCE) y ante la amenaza de perder los espacios, un pequeño grupo pretende imponer a quien sustituya a Arcadio Méndez. La decisión deberá tomarse entre el hotelero Agustín Máximo Arriaga y el restaurantero Gilberto Morelos. A uno lo impulsa el statu quo, al otro un pujante grupo de empresarios jóvenes.

Desde el primer momento las mañas aparecieron. Quien todavía es presidente de este organismo, casualmente olvidó compartir el padrón total de votantes con los aspirantes, 72 horas previas al escrutinio como lo mandan los estatutos. También, casualmente, varios representantes de pequeñas cámaras y organizaciones recordaron que forman parte del CCE, pagaron sus cuotas, y se reportaron listos para emitir su voto.

A pesar de “la cargada” a favor de Máximo Arriaga, quienes impulsan a Morelos consideran que tienen amplias posibilidades de convencer y vencer.

Los organismos empresariales han perdido fuerza, se han convertido en corifeos de quien detenta el poder, igual lo hicieron con Godoy que con Fausto; con Aureoles que con el Comisionado Castillo, a quien rindieron pleitesía hasta el hartazgo. Durante muchos meses permanecieron en genuflexión esperando ser elegidos por el Comisionado Castillo para hacer algún jugoso negocio.

Para que vuelvan a tener fuerza (y respeto), requieren de la renovación.

COMPARTE Facebook Twitter Whatsapp
MÁS DE OPINIÓN

Los 50 lineamientos de AMLO

Hace 4 semanas
Capital Digital

Migrantes piden consulta

Hace 4 semanas
Capital Digital

¿Y qué hay de la tortura?

Hace 1 mes
Capital Digital
Capital Digital

¿Quiénes pueden perder registro?

Capital Digital