Capital Michoacán
Menú de Navegación
Suscríbete >
Facebook Twitter
Search X
- MÁS SECCIONES
X
CONTACTO Newsletter SUSCRÍBETE
  • Capital Coahuila
  • Capital Hidalgo
  • Capital Jalisco
  • Capital Morelos
  • Capital Oaxaca
  • Capital Puebla
  • Capital Quintana Roo
  • Capital Querétaro
  • Capital Veracruz
  • Capital
  • Capital México
  • Capital Michoacán
  • Capital Mujer
  • Reporte Índigo
  • Estadio Deportes
  • The News
  • Efekto
  • Diario DF
  • Green TV
  • Revista Cambio
Radio Capital
Pirata FM
Capital Máxima
Capital FM
Digital
Prensa
Radio
TV
v Capital =
Opinión / 

Niños toreros, igual a sicarios y prostitutas

Juan José Rosales Gallegos
Juan José Rosales Gallegos correo848485@correo.com
Hace 1 año
Facebook Twitter Whatsapp

Sin ningún mérito aparente o militancia en el Partido Revolucionario Institucional, y careciendo de afinidad ideológica, en agosto de 2014 Rosa María de la Torre Torres, fue impuesta al frente de la Fundación Colosio A.C. en Michoacán. A la fecha, ningún priista ha querido explicar (públicamente) la razón de este nombramiento. Luego, de forma por demás enigmática, el tricolor la arropó hasta colocarla en una curul en el congreso local.

Su grado de Doctora en Derecho Constitucional, obtenido en la Universidad Complutense de Madrid, la coloca como la legisladora mejor preparada académicamente en la LXXIII Legislatura. Por eso me sorprendió su declaración.

La diputada es activista y defensora de los derechos de los animales, convicción que la acompaña en todos los aspectos de su vida rayando en el fanatismo. Respetable decisión personal.

En este momento en palacio legislativo existe un debate en torno a las peleas de gallos, jaripeos, charrería y corridas de toros; voces a favor y en contra se levantan para limitar, prohibir o defender estas expresiones. Hay también manifestaciones públicas en contra y a favor. La Doctora en Derecho se refirió a una de ellas:

“Me llamó mucho la atención un niño que vi con un cartel que decía: soy torero, respeta mi derecho. Yo te podría decir que podríamos sacar a un niño diciendo, soy sicario, respeta mi derecho, o a una niña diciendo, soy prostituta, respeta mi derecho”.

La comparación anterior no es digna de una persona con las credenciales académicas de la legisladora; es tan sólo un agravio arrojado con rabia y frustración.

Eso pasa cuando la convicción se confunde con el fanatismo.

COMPARTE Facebook Twitter Whatsapp
TEMAS Congreso del Estado Rosa María de la Torre Torres
MÁS DE OPINIÓN

Algunos escritores fantásticos y Lucius Shepard

Hace 1 mes
Carlos Rojas Martínez
Al Buen Entendedor / Juan José Rosales Gallegos

Al buen entendedor

Hace 5 meses
Juan José Rosales Gallegos

“Cuernos en el ombligo de la luna”

Hace 5 meses
Capital Digital
Al Buen Entendedor Seguir Leyendo>
Juan José Rosales Gallegos

Al buen entendedor

Juan José Rosales Gallegos